Volver

Observatorio del Juego Online (OJO)

Volver al listado de noticias

18/10/2021

Admisiones a tratamiento por adicciones comportamentales en las Illes Balears

La Dirección General de Salud Pública de las Illes Balears participó en 2020 en el programa piloto para la elaboración de un indicador admisiones a tratamiento por adicciones comportamentales. Esta iniciativa ha permitido contar con datos actualizados en el transcurso del año estudiado, aunque la tendencia de los datos podría verse influida por la Covid-19.

Esta investigación permitió registrar hasta 96 notificaciones de inicio de tratamiento por adicciones comportamentales (juego con dinero y videojuegos) durante el año 2020.

Cabe destacar que la participación en el programa piloto para la elaboración de un indicador admisiones a tratamientos por adicciones comportamentales se realizó de manera voluntaria.

El estudio considera tratamiento cualquier intervención realizada por profesionales cualificados de centros autorizados para superar o controlar una adicción o dependencia. Es decir, el número de historias clínicas abiertas por adicción comportamental por primera vez en un año determinado en una comunidad o ciudad autónoma. En caso de que una misma persona realice más de un tratamiento en el mismo año, sólo se considera la primera admisión.

La fuente de datos en las Illes Balears son los centros notificadores que ofrecen tratamiento asistencial, tanto públicos como privados. Los datos que se presentan corresponden a los inicios de tratamiento recogidos durante el año 2020. Entre los centros públicos están todas las Unidades de Conductas Adictivas (UCA) que integran la red asistencial que da cobertura a todas las Islas.

En cuanto a la parte concertada-privada los centros notificadores han sido la Fundación Proyecto Hombre y la asociación Juguesca.

Resultados

Como se ha mencionado, en 2020 se recogieron 96 notificaciones de inicio de tratamiento para adicciones comportamentales (juego con dinero y videojuegos). El 90,62 % eran hombres y el 9,40 % eran mujeres. La distribución por islas fue de 77 inicios en Mallorca, 6 en Menorca y 13 en Ibiza.

Los datos confirman que las edades de inicio de la adicción comportamental  son mayores en el tramo de edad de 18 a 25 años. No obstante, en la recogida de datos se observa que hay 22 personas (22,91 %) que han iniciado la adicción siendo menores de edad. De éstas, aproximadamente un 50 % es para adicciones a videojuegos, pero el restante 50 % es por adicción a juegos presenciales o en línea. Este dato es significativo, subraya el informe, debido a que los menores de 18 años no pueden entrar a salas de juego ni pueden acceder a juegos online.

De las personas menores de edad (11 a 17 años), cabe destacar que once de ellas seguían estudiando cuando iniciaron la adicción y siete habían comenzado una relación laboral.

Otra conclusión que permite extraer este trabajo es que las personas que mayoritariamente acuden a iniciar un tratamiento por una adicción comportamental están comprendidas en el tramo de edad de 26 a 35 años. Las mujeres inician el tratamiento a partir de los 36 años, si bien debe tenerse en cuenta la poca presencia en la muestra de este año.

De acuerdo con los resultados, se puede decir que el inicio del tratamiento se da diez años después de haber iniciado la adicción.

Además, la población que ha iniciado un tratamiento está comprendida mayoritariamente entre los que han superado la educación primaria y la secundaria. También hay un grupo que ha superado el bachillerato. Por lo tanto, se trata de una población con una mínima formación.

Respecto de los que han iniciado un tratamiento para videojuegos (10 casos) son todos hombres, el 70 % tiene estudios finalizados de primaria e iniciaron el tratamiento entre los 14 y los 16 años.

Todos los que han iniciado un tratamiento para videojuegos son menores de edad, si bien hay otro grupo de menores (54,5 %) que han iniciado el tratamiento para juegos, tanto presenciales como en línea.

Los juegos más implantados son los que se realizan en las salas de juego, como las máquinas de azar ubicadas en estas salas o en establecimientos de hostelería y restauración, donde el acceso es bastante fácil.

El 98 % de las personas que iniciaron un tratamiento vivían en su casa y casi un 45 % de las personas viven con los progenitores.

Más de la mitad de las personas estudiadas no estaban inscritos en los registros voluntarios para evitar el acceso a locales de juego dentro de la comunidad o en el territorio español.

El informe advierte que las adicciones comportamentales pueden llevar asociado un consumo de sustancias psicoactivas. Los datos recogidos indican que, de todas las sustancias, el alcohol es la que mayor asociación tiene con el juego.

Antecedentes de problemas de salud mental

Un 28,12 % de las personas que iniciaron un tratamiento tienen un diagnóstico de salud mental. De este 28,12 %, hay un 74,08 % que son hombres y un 25,92  % que son mujeres. Entre los casos con antecedentes de salud mental diagnosticados, hay tres que son menores de edad y todos hombres.

Apuestas con dinero y deudas

El 71,8 % de las personas tratadas declara no haber realizado ningún tratamiento previo, mientras que el 18,75 % lo hace por la misma adicción. Se observa que la apuesta máxima en un día está entre 100 y 1.000 euros, si bien un 30,24 % supera los 1.000 euros.

Un 50 % de los que inician tratamiento hacen una apuesta media entre 100 y 1.000 euros. Un 34,89 % no tiene ninguna deuda al inicio del tratamiento, pero un 30,23 % tienen una deuda de entre 1.000 y 10.000 euros.